¿Cómo jugar al Poker Caribeño?

El Póker caribeño es una versión del casino de cinco cartas. La gran diferencia es que en el Póker Caribeño compites contra la casa y no  contra los otros jugadores de la mesa.

El Póker Caribeño - Reglas

A cada jugador se le reparten cinco cartas boca abajo y el repartidor obtiene cinco cartas, pero una carta boca arriba. Antes de recibir tus cartas colocas tus apuestas. A la primera apuesta se le llama Ante. Esta apuesta decide si tienes una mano de póker de cinco cartas superior a las del crupier o repartidor.

Después de que observes tu mano, tienes que decidir si jugar o pasar. Para jugar, tienes que hacer otra apuesta que sea exactamente el doble de tu primera apuesta y si pasas, pierdes tu primera apuesta. Una vez que todos los jugadores hayan decidido pasar o apostar en esa primera apuesta, el crupier revela su mano para ver si clasifica.

El crupier debe tener al menos un As o un Rey para poder clasificarse. Si no lo tiene, todos los jugadores obtienen automáticamente su ante o primera apuesta y siguen jugando.

Si el crupier tiene una mano que clasifica se compara con la mano de cada jugador para ver quién gana.

Si el jugador gana, se le paga 1 a 1 en su apuesta. Cuanto mejor sea tu mano más dinero ganarás.

Si el crupier gana, se lleva ambas apuestas: la primera y la segunda.

También puedes hacer una apuesta de bonos en el poker Caribeño. La mayoría de los casinos tienen un progressive jackpot o bote acumulativo que se paga cuando obtienes una escalera real.

Al apostar por el bono, puedes participar en el bote acumulativo y también se paga por tener una mano excelente, normalmente una escalera o algo mejor.

El precio de las apuestas laterales y de las apuestas por seguir jugando varían según el casino, pero normalmente lo indican a la izquierda o a la derecha de la mesa.


Vídeos Relacionados