¿Cómo jugar al Bacarat?

El Baccarat o Punto y Banca es uno de los juegos de casino más divertidos y excitantes.

Si además le añadimos el hecho de que es uno de los más simples y que cuenta con un número de adeptos casi tan grande como el del Blackjack, el resultado es un clásico de los juegos de casino. Tan clásico y famoso que en la película original de James Bond Casino Royale, el conocido espía no jugaba Texas Hold´em como en el remake de 2006 si no Baccarat.

Si nunca has probado este juego, tanto online como en los casinos tradicionales, y quieres aprender cómo se juega, este vídeo te será de gran ayuda.

Reglas Básicas de Baccarat o Punto y Banca

Baccarat es una de las mejores opciones si quieres jugar en un casino ya que no requiere ningún tipo de habilidad, conocimientos o estrategia, si no que depende por completo en el azar. Para ganar debes adivinar y apostar a que: el jugador será el ganador, la banca será ganadora o empate entre ambos. El ganador es aquél que tenga una mano lo más próxima posible a 9.

Lo primero que debes conocer para jugar al Baccarat es que los valores de las cartas son diferentes de los de cualquier otro juego. Así, las cartas entre 2 y 9 mantienen su valor original, pero las figuras como Rey, Reina y Jota más el 10 tendrán un valor de 0.

El As suma 1.

En el Baccarat o Punto y Banca, es imposible sumar 10 o más debido a que solamente las unidades son la cifra que se cuenta. Por ejemplo, en casino de recibir dos cincos, en valor es 0 y no 10. En cambio, si se reciben dos seis, el valor de la mano es 2.
Jugar al Baccarat o Punto y Banca

Para comenzar, debes apostar por la banca, el jugador o un empate.  Tras esto, la banca repartirá dos cartas: primero para el jugador y después para sí mismo. Según el valor de las mismas, se repartirá una tercera o no. Si la mano del jugador suma un total de entre 6 y 9, el jugador se quedará con esas cartas. En case de sumar 8 o 9, tendrá un "natural" y ganará la mano automáticamente a no ser que la banca iguale o mejore la mano.

En caso de conseguir el mismo valor, se producirá un empate. Si la mano del jugador suma 5 o menos, recibirá una única nueva carta. Por su lado, la banca cogerá otra carta en caso de sumar 0, 1 o 2 y siempre se quedará con 7, 8 o 9.