Dados - Estrategias

Hay muchas apuestas que puedes hacer en una mesa de juego de dados.

El juego de los Dados - Estrategias

La mayoría de las mesas tienen probabilidades muy bajas. Pero si sabes cómo jugar puedes hacer apuestas en las que la casa no tenga ningún margen.

Jugar a los dados es un juego de acción, por lo que no todos juegan de forma inteligente.

Si quieres tener la oportunidad de ganar, deberías ignorar la mayoría de las apuestas que te ofrece la mesa. La estrategia más adecuada es sencilla. Apuesta por la línea de pase y por la barra "Come". Y maximiza las posibilidades de ambos. ¡Eso es todo!

Al principio, las probabilidades son mayores si no apuestas por la línea Don´t pass y la barra "Don´t come". Si haces esto, vas a ganar, pero el resto de la mesa perderá y no es divertido.

Si el tirador establece un número punto puedes hacer una apuesta lateral que juegue junto a tu apuesta a la línea de pase. Se llama apuesta de probabilidades u odds y es la mejor apuesta de casino, puesto que la casa no tiene margen en esa apuesta.

La mayoría de los casinos limitan la cantidad por la que puedes apostar.

Las probabilidades son normalmente de tres, cuatro o cinco veces la apuesta inicial.

Deberías conseguir obtener la mayoría de tu dinero invertido en las apuestas "odds" o apuestas de probabilidades. Recuerda que cuando apuestas en la barra "Come" puedes apostar también a las probabilidades, si no ganas o sales en la primera vuelta.

Y ahora la parte más difícil.

Si realmente quieres las mejores probabilidades ignora las demás apuestas aunque sean atractivas Ignora todas las apuestas propuestas, las difíciles y las fáciles. Ignora el campo y el gran 6 y 8. Ignora las jugadas, las compras y las apuestas "place" en las que los números 4, 5, 6, 8, 9 o 10 que salgan antes que el 7.

Si realmente tienes que hacer una apuesta "place" sólo coloca tu apuesta en el seis y en el ocho.

Los jugadores de dados más serios te dirán que ganar a los dados es sólo apostar cuando los dados están calientes y tienes que esperar cuando el tirador esté frío. Sin embargo, la realidad es que siempre estás mejor poniendo tu dinero en las apuestas con un menor margen de la casa.