Monjes budistas multados por jugar al poker de forma ilegal

23 ago 2012 | 08:29 Autor: Alejandro López

La multa impuesta a dos monjes budistas por jugar al poker nos lleva a ver algunos casos recientes en los que la religión y el juego están relacionados.

Estos últimos días hemos podido cómo dos monjes budistas han sido multados por haber jugado al poker de forma ilegal y apostando millones de wones (miles de dólares) en una partida clandestina disputada el pasado abril y difundida mediante vídeo en mayo. Los dos religiosos son miembros de alto rango de una de las órdenes budistas de Asia más conocidas y la más importante de Corea del Sur: la orden Jogye.

Los monjes fueron grabados junto a otros cuatro altos cargos jugando y bebiendo gracias a la instalación de una cámara oculta de otro miembro que conocía los deslices, siendo posteriormente difundido el vídeo por otras gentes ajenas a esta orden religiosa, mientras disputaban una partida en la que se apostaban miles de dólares junto a otros miembros y altos cargos de la orden.

Perdón religioso de los monjes

Monjes jugandoLos seis monjes, antes de ser juzgados de forma civil, decidieron arrepentirse junto con otros altos cargos de la orden y pedir perdón ante su comunidad, afirmando que era ante ella ante quien tenían que responder de los malos actos. Para ello estuvieron 100 días realizando 108 reverencias cada uno como muestra de arrepentimiento ante la acción realizada.

Este hecho parece ser que les ha ayudado ante la justicia ya que solo los dos monjes mencionados han sufrido una multa de 2 millones de wones (1.776 dólares) por jugar de forma ilegal. Recordamos que en Corea del Sur no está permitido el juego para los ciudadanos, solo se permite a los extranjeros jugar en los casinos y recintos habilitados específicamente para ello, por lo que la mayoría de los ciudadanos no entienden que el resto ni tan siquiera haya sido juzgado.

Prisión para el “cámara”

Tal y como hemos visto en más de una ocasión cuando la religión está entre medias, ha sufrido una mayor condena con sus actos quien ha desvelado el “desliz” de los monjes (recordemos que en este caso además no es un acto de buena o mala fe, sino que es ilegal), ya que el encargado de instalar las cámaras que grabaron la partida ha sido condenado a 10 meses de cárcel.

Este acusado es también miembro de la orden budista Jogye, aunque era un simple fiel, quizá eso haya permitido que la propia justicia haya sido más duro con él que con el resto. Además, el “cámara” ha sido inhabilitado como monje (al igual que la excomunión cristiana) durante dos años.

El juego como una actividad “negativa”

 

Kevin McAuliffe

Al igual que ocurre en muchas religiones, el budismo ve el juego de forma negativa ya que se enfrenta a sus principios de austeridad y humildad, sobre todo teniendo en cuenta que estaban apostando cantidades realmente altas. Este es un nuevo caso de hipocresía donde algunos de los responsables religiosos que frente al público denuncian el juego acuden a él en la intimidad.

Este hecho se une a otros muchos escándalos relacionados con el juego, como el que se dio el pasado enero, donde un sacerdote católico alternaba su tiempo entre los sermones y homilías en las que condenaba el juego y a todos aquellos que acudiesen a él debido a que era un “invento del demonio” con visitas clandestinas a los casinos de Las Vegas.

Kevin McAuliffe pensó que al tener a Dios de su lado la gente olvidaría que los 650.000 dólares que sustrajo de las colectas y de los fondos de la iglesia eran un acto ilegal, aunque en este caso no fue así. Quizá fue porque el dinero robado pertenecía a la iglesia, pero desde que fue detenido permanece en prisión, sin tener acceso siquiera a la petición de libertad provisional.

Contraste de los dirigentes con los fieles

 

Jarrett Nash

En muchas ocasiones se ven actos más grandiosos entre los fieles que entre los dirigentes religiosos, siendo el último acto el de Jarrett Nash, un jugador estadounidense de poker que decidió perder todas sus fichas para no incumplir los mandamientos de su religión. Este hecho se produjo en las World Series of Poker de este año cuando, tras haber pagado los 10.000$ para participar y sobrevivir durante varios días, decidió ausentarse el sábado a pesar de que su juego y el número de fichas le permitían soñar con algo grande en el torneo.

Jarrett Nash finalizó en la 171ª posición ya que las fichas acumuladas no fueron suficientes para poder acceder al domingo sin sentarse en la mesa (las ciegas y los antes fundieron su pila de fichas rápidamente). Finalmente fueron 44.655$ los que se llevó el jugador americano, quien no se arrepiente de su actuación.

Parece ser que este fiel tiene más fe en su religión que muchos de los responsables de divulgar las diferentes religiones del mundo ya que, debido a que el sábado es un Día Sagrado en el que no se puede permitir ningún placer, decidió no acudir a las mesas y perder la posibilidad de ganar hasta ocho millones de Euros.

Para Nash el poker es un juego limpio y, por tanto, puede disfrutar de él, aunque a la hora de tener que elegir entre los placeres terrenales y su religión, ya ha demostrado que no tiene dudas. Tras ser preguntado por su espantada en las WSOP solo se limitó a decir que Dios tenía un plan para él, haciendo hincapié en que la gente debe buscar al Señor ya que él es lo más importante.

 

Mejores Casinos Online

1. Rich Casino
Juega

Reseñas de Métodos de Pago

Calculadora de Bonos

Blackjack Gratis

BlackJack Gratis

BlackJack Gratis

Esta versión flash de BlackJack está pensada para jugadores de todos los niveles ya que permite jugar con dinero fictici...

Leer Más

Ruleta Gratis

Ruleta Europea Gratis

Ruleta Europea Gratis

¡Juega gratis a la Ruleta Europea con esta versión del juego de casino que nos trae TitanBet en español!. Pero, antes de...

Leer Más